A otro perro con ese hueso, que yo roído lo tengo.


A otro perro con ese hueso, que yo roído lo tengo.
Se usa para rechazar algo que, por abusivo o engañoso, causa enojo. Con el mismo sentido, se dice también: A otro burro con esa albarda.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.